DESCARGA

FOLLETO

Haga click para descargar nuestro folleto.

PRESENTACIÓN

El cambio en la pirámide poblacional del Principado parece imparable y con él el envejecimiento de la comunidad. En Asturias hay más defunciones y menos nacimientos, una diferencia que se agrava año tras año. En 2012 las muertes crecieron un 4,8 por ciento, mientras que los alumbramientos bajaron un 1,8, una combinación demográfica poco sostenible. De hecho, la comunidad encabeza la tasa bruta de mortalidad, es decir la relación que existe entre el número de habitantes y las defunciones que se producen con 12,4 por cada 1.000, y es la última en la tasa bruta de natalidad, con solo 7,1 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el año pasado fallecieron en la comunidad 13.285 personas, frente a los 7.642 bebés que nacieron, lo que significa que el saldo vegetativo es negativo en 5.643 personas. Este hecho no es nuevo, en 2011 la llamada tasa de crecimiento también fue negativa en el Principado y en otras cuatro comunidades, aunque se percibe que la diferencia entre muertes y nacimientos se agrava y en 2012 fue un 13,2 por ciento superior al año anterior.

A todo esto hay que sumar el éxodo de los jóvenes en Asturias que buscan un futuro mejor fuera del principado y por consiguiente quedan "desamparados", por así decirlo los mayores, siendo necesaria, cada vez más la contratación de empresas o personal especializado en cuidados tanto personales como personal doméstico de labores del hogar. También influyen los cambios y tendencias sociales y culturales a la hora de contratar estos servicios, ya que antiguamente la tendencia era la de la "mujer" en casa realizando las labores propias de la casa y atendiendo a los mayores, esto cada vez está más en desuso, ya que en la actualidad, la tendencia de la mujer moderna es trabajar fuera de casa, aportando a la economía doméstica un sueldo, también la formación académica de las mujeres las lleva a desarrollar su formación académica en importantes puestos de trabajo y todo esto lleva a las mujeres actuales a la búsqueda de empresas que les supla los servicios domésticos que hoy en día no tienen tiempo de realizar.

Asturias es la comunidad autónoma que tiene menos jóvenes entre sus habitantes ya que los poco más de 125.000 chicos de entre 15 y 29 años que residen en la comunidad sólo representan el 12 por ciento de su población. Por detrás se sitúan Galicia y País Vasco, con un 13 por ciento de jóvenes entre su población, y Cantabria, con un 13,2 por ciento, según datos del Observatorio de la Juventud, que refleja también que más del 61 por ciento de los chicos del Principado residen en ciudades de más de 50.000 habitantes.

Por otro lado a nivel empresarial se considera imprescindible un équipo de limpieza para centros de trabajo, oficinas, naves etc.. que cada vez se recurre más a la búsqueda de empresas de limpieza que les cubran esta necesidad evitando así la búsqueda de personal y con ello ahorrando tiempo, subcontratando este servicio.

SUBIR